Como me divertí paseando por las calles de brasil en mis ultimas vacaciones, pero en mi hotel la diversión seguía aunque a otro nivel un poco mas caliente. Mi vecino de habitación era un negro gigante nada feo que se pasaba diciéndome las posiciones para follar y me dio curiosidad de saber si era cierta tanta experiencia en la cama.

Dejar un mensaje